Autoridades
Atención al Público
Competencia & Funciones
Jurisprudencia
Resoluciones
Historia

 
INSTITUCIONAL - HISTORIA
El Fuero Electoral en la Provincia de Córdoba
Antecedentes y Estado Actual
 
Diseño institucional
 
El Fuero Electoral de la provincia de Córdoba cuenta con un particular diseño institucional que es el fruto de sucesivas modificaciones, tanto a nivel constitucional como en lo referente a las normas y reglamentaciones vigentes. En él es posible agrupar sus organismos en dos grandes instancias judiciales, compuestas ellas por la otrora Junta Electoral y hoy Juzgado Electoral, el Ministerio Público y el Tribunal Superior. Para facilitar su comprensión hemos de seguir el mismo orden temporal en el que se fue estructurando el fuero.

a) HONORABLE JUNTA Y JUZGADO ELECTORAL
Desde el restablecimiento de la democracia en 1983, el tratamiento y resolución de las cuestiones de índole electoral en la provincia de Córdoba ha estado en manos de diversos órganos. En el año 1983 –mediante la Ley N° 6885 – fue restablecida la vigencia de la Ley de creación de la Junta Electoral de la Provincia Nº 5423 que había sido suspendida por tiempo indeterminado por Ley Nº 5912 . Esta norma regulaba todo lo atinente a la materia y a la competencia electoral, complementándose con la Ley Orgánica Municipal Nº 3373 , la Ley N° 4754 por la que se le otorgaba al electorado de los municipios los derechos de iniciativa, referéndum y destitución de los funcionarios electivos (Art. 1); y finalmente con la aplicación supletoria del Código Electoral Nacional ante la ausencia de una norma de similar tenor en el ámbito provincial.
En la reforma constitucional de 1987 la cuestión es introducida en el Capítulo Cuarto de la Carta Magna Provincial, contemplando específicamente la existencia de la Justicia Electoral a cargo de un Tribunal integrado por un juez que tendrá la competencia y atribuciones que le establezca una ley especial, conforme reza el artículo 170. Esto introduce una clara pauta de judicialización definitiva del órgano provincial a cargo de la materia electoral, allanando viejas discusiones tanto doctrinarias como jurisprudenciales respecto de su naturaleza jurídica .
Sin embargo, el mandato del constituyente no fue cumplido sino hasta diciembre de 1997, momento en el cual es sancionada la Ley de Creación del Juzgado Electoral de la Provincia Nº 8643 . Ella es el resultado de un anteproyecto elaborado en el seno del Consejo de Partidos Políticos en 1993, que fue enviado a la Legislatura Provincial en 1994 y que habiendo perdido estado parlamentario en 1996, es reformulado en el Senado para ser convertido finalmente en ley .
En la misma se le asigna al Juzgado competencia territorial y material. La primera de ellas comprende a todo el territorio provincial, en tanto que la segunda se encuentra determinada a lo largo de la misma norma (Art. 1°). Además establece en su artículo 14 que la competencia en materia electoral será asignada al Fiscal Correccional que determine el Tribunal Superior de Justicia a propuesta del Fiscal General.
Exactamente un año después y luego de la primer experiencia electoral estrictamente provincial , se le introdujeron algunas modificaciones mediante la Ley Nº 8714 .
Entre ellas, y mediante el agregado de dos párrafos al primer artículo de dicha norma, la metodología atinente a la designación de Secretario y Prosecretario. A través de ellos se dispone que las mismas serán efectuadas por el Tribunal Superior de Justicia garantizando la igualdad de oportunidades y la selección por idoneidad, no exigiéndoles a los aspirantes a dichos cargos el requisito de ser agentes del Poder Judicial . Esto significa la introducción de una clara excepción al sistema de designación prevista por la Ley Orgánica del Poder Judicial Nº 8435 .
Con el dictado de la Ley Electoral Provincial N° 8767 y de la Ley de Participación Equivalente de Géneros Nº 8901 se completó a nivel provincial la estructura legislativa esencial en materia electoral. En cuanto a la derogada Ley Nº 8767, cabe destacar que salvo por algunas pequeñas diferencias, la norma era una réplica del Código Electoral Nacional adaptada a la realidad política, legal y jurisdiccional de la Provincia de Córdoba. Constaba de ciento treinta y tres (133) artículos y en los Capítulos I a IV del Título Séptimo contiene las disposiciones correspondientes a la elección de Gobernador y Vicegobernador, Diputados Provinciales y Tribunal de Cuentas de la Provincia.
Finalmente, a fines del año 2008, la Legislatura provincial aprueba el nuevo Código Electoral Provincial , el que viene a reemplazar a la vieja Ley Electoral N° 8767 disponiendo su derogación. Este Código se encuentra organizado en dos libros, trece títulos, cuarenta y tres capítulos y doscientos cincuenta y tres artículos; incorporando regulaciones relativas al financiamiento de las campañas electorales, algo absolutamente novedoso en el ámbito de la provincia de Córdoba, que desde el año 1983 en el que se restableció la democracia, sólo registra un antecedente en este sentido .
Y en orden a la cuestión que nos convoca, cabe destacar que el Código Electoral contempla en el Título IX de su Libro Primero, la creación de una Cámara Electoral (Art. 183), cuya integración, competencia, roles y funciones quedan relegados al dictado de una ley especial. Este nuevo esquema importaría un más que considerable cambio en la organización del Fuero Electoral de la provincia.

b) El Ministerio Público Fiscal en el Fuero Electoral
Durante la vigencia de la Ley Nº 5423 de creación de la Honorable Junta Electoral, la competencia electoral en lo relativo al Ministerio Público Fiscal estuvo asignada al Fiscal General de la provincia , quien la ejercía directamente por ante la misma Junta Electoral y sin perjuicio de su intervención como tal ante el Cuerpo en pleno del Tribunal Superior de Justicia en caso de resultar procedente.
Con la creación del Juzgado Electoral, en el artículo 14 de la Ley Nº 8643 se le asigna competencia en materia electoral al Fiscal Correccional que determine el Tribunal Superior de Justicia a propuesta del Fiscal General.
Entre las modificaciones que fueron introducidas en dicha ley un año después de la primer elección provincial desarrollada bajo su órbita de competencia y a través del dictado de la Ley Nº 8714; encontramos la correspondiente al artículo 14, referida a la creación de una Fiscalía Electoral específica para entender en estas cuestiones. Se prevé además, que en forma subsidiaria y concurrente se le asigne a dicha fiscalía electoral competencia en lo Criminal y Correccional, siempre que el ejercicio de la función lo permita . Las funciones que se le otorgan son incorporadas a la Ley Orgánica del Ministerio Público Fiscal N° 7826 mediante el agregado del artículo 38 bis, el que dispone que le corresponde actuar ante el Juez Electoral con arreglo a lo dispuesto por la legislación vigente .
Finalmente, en el año 2004 y mediante la Ley N° 9168 , la Ley N° 7826 es nuevamente modificada en lo relativo a la conformación del Ministerio Público Fiscal en materia electoral. El texto de sus artículos5 y 14 es sustituido; en tanto que el artículo 38 bis es derogado. Con esta reforma, el Ministerio Público queda integrado por un Fiscal General y cuatro Fiscales Adjuntos, cuya competencia material y territorial será delegada por el Fiscal General . A su vez, la sustitución del artículo 14 se dio a efectos de asignarle competencia en materia electoral a la Fiscalía General de la Provincia . Así, la otrora Fiscalía específica que integraba la primera instancia del Fuero Electoral junto con el Juzgado, desaparece; tomando participación como representante del Ministerio Público Fiscal en materia electoral uno de los fiscales adjuntos creados a través de la última reforma legislativa.
No obstante el esquema legal descripto, en el año 2009 y mediante Resolución N° 09/09, la Fiscalía General de la provincia entendió necesaria la actuación funcional por ante el Juzgado Electoral de un fiscal con competencia electoral, de conformidad con las regulaciones específicas. A tal fin, se procedió a la designación de un Fiscal de Instrucción a los fines de que cumpla las funciones de Fiscal de Primera Instancia con Competencia Electoral en la provincia de Córdoba. El Tribunal Superior de Justicia, por su parte, tomó razón de la decisión del Ministerio Público y mediante Acuerdo N° 34/09 – Serie “A” de fehca 20/02/2009, procedió a la designación del Fiscal en cuestión para el cumplimiento de las funciones expresadas. De esta forma, una vez más se modifica el esquema de actuación del Ministerio Público Fiscal en materia electoral.

c) Relatoría y Secretaría Electorales
El surgimiento de una primera instancia específica y profesionalizada como el que produjo la creación del Juzgado Electoral en el ámbito de la provincia de Córdoba, importó una interesante modificación en el esquema institucional que se venía observando en el fuero electoral en épocas de la Junta Electoral provincial.
En efecto, el ahora carácter de primera instancia de este nuevo juzgado resultó a todas luces incuestionable, por lo que –como ya lo expresáramos– quedaron relegadas al pasado viejas discusiones suscitadas durante la vigencia de la Ley N° 5423. Considerando además los lineamientos jurisprudenciales fijados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en lo relativo tanto al control de juridicidad y de constitucionalidad como al requisito constitucional de la doble instancia judicial , sumando ello a las vías recursivas y procedimentales contempladas en la Ley N° 8643; surge con claridad meridiana la necesidad institucional de que exista en el ámbito del Poder Judicial un órgano que satisfaga dichos exigencias jurídicas.
No contemplando la norma de creación del Juzgado Electoral la existencia de un tribunal de segunda instancia con competencia material y territorial en la especialidad, sino –muy por el contrario– habiéndole asignado dicha jurisdicción al Tribunal Superior de Justicia ; la respuesta a tal requerimiento se encontraba en manos de dicho órgano judicial.
Es por ello que el Alto Cuerpo, haciendo uso de sus facultades , procedió al dictado de sucesivas acordadas reglamentarias que fueron definiendo progresivamente la conformación, integración y competencias de lo que hoy es la Sala Electoral, de Competencia Originaria y Asuntos Institucionales . Esta sala –al igual que las restantes–, se encuentra compuesta por una relatoría y una secretaría .
Por el contrario, en lo que hace a su integración, esta sala cuenta con la particularidad de que las cuestiones y recursos sometidos a su conocimiento y que se deduzcan en materia electoral, amparos y habeas data, son tratadas por el Tribunal en pleno .
De este modo ha quedado conformada en todas sus instancias el Fuero Electoral, configurando esta estructura orgánica alcanzada uno de los primeros antecedentes a nivel provincial y nacional por su completa y original inserción dentro de la estructura institucional del Poder Judicial de la provincia de Córdoba. Ello sin dejar de recordar que el nuevo Código Electoral Provincial contempla la posibilidad de la creación de una Cámara Electoral Art. 183), cuya integración, competencia, roles y funciones quedan relegados al dictado de una ley especial; esquema que importaría un más que considerable cambio en la organización del Fuero Electoral de la provincia.

 
Funciones y Competencias